INDEC, ¿MANIPULACIONES O CORRECCIONES?


INDEC,  ¿MANIPULACIONES O CORRECCIONES?
El Instituto Nacional de Estadística y Censos está pasando por uno de sus más difíciles momentos en cuanto a su credibilidad, principalmente en el cálculo inflacionario, y esa crisis de credibilidad llegó inclusive a afectar negativamente a la imagen del propio gobierno. Las más importantes empresas  privadas de comunicación (diarios, radios y televisión de aire y cable), coinciden sobre una reciente adulteración del cálculo estadístico del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la cual también coincide la mayoría de la opinión pública según la misma prensa. Desde su creación por la dictadura de Onganía en 1968, nunca antes había sido tan cuestionada dicha institución como a partir del 2007, más precisamente desde la intervención del entonces presidente Néstor Kirchner en el organismo que depende del poder ejecutivo, salvo durante los años trágicos de 1988 y 1989 que devinieron en saqueos y en la rápida salida del gobierno de Alfonsín ante la imparable inflación que pulverizaba en pocos días los salarios de la amplia mayoría de los trabajadores. En esos mismos y turbulentos días se filtra en algunos diarios de mediana y baja tirada[1] la noticia sobre la existencia de un informe fechado en 1985 sobre fraude en el IPC del INDEC y sobre algo llamado “Sesgo Plutocrático Estadístico” o sesgo del poder y la riqueza. El autor de ese informe de 1985 es Ricardo Natalucci, quien en esa época había sido el técnico idóneo responsable de la corrección del cálculo inflacionario dentro del propio INDEC. 
A partir de la noticia pública sobre la existencia de ese informe Ricardo Natalucci es sumariado, amenazado y expulsado de la institución por directivos de la propia institución e integrantes de la junta interna del sindicato de la Asociación de Trabajadores del Estado (ver documento). A partir de ese momento comienza su más grande pesadilla y obsesiva denuncia sobre el fraudulento “Sesgo Plutocrático Estadístico”, sesgo que llegaría con los años a convertirse en una silenciosa estafa al Estado nacional por intermedio del pago de intereses de bonos de deuda externa indexados según la inflación calculada por INDEC.

QUÉ ES EL SESGO “PLUTOCRÁTICO ESTADÍSTICO”:
Es una distorsión (sesgo) del promedio de una población determinada, que en este caso son la totalidad de los hogares argentinos. Plutocrático deriva del griego poder y riqueza, o sea que el valor promedio se distorsiona hacia el lado del poder y la riqueza [2].

¿PARA QUÉ  SE DISTORSIONA LA INFLACIÓN?
Para dejar de calcular la inflación promedio de la población y calcular sólo la inflación de los más ricos, dejando afuera de la consulta o subvalorando la inflación de los más pobres[3].

¿A QUIÉN LE SIRVE QUE SE CALCULE LA INFLACIÓN DE LOS MÁS RICOS?
 Los principales beneficiarios son en estos años los grandes tenedores de bonos de deuda externa ya que éstos cobran por el capital invertido en bonos: interés + la indexación (inflación, CER).  Más le serviría a un bonista la inflación de los más ricos que el promedio del total (incluyendo a los más pobres), ya que los más ricos consumirán productos más parecidos a los del bonista[4]. Cuando el Estado subsidia artículos como harina de trigo, papa, aceite de girasol, etc. y servicios públicos como la energía eléctrica, gas natural, gas en garrafa, boleto de tren y de colectivo que inciden más en el presupuesto de los más pobres, está moderando notoriamente los aumentos de precios de esos artículos y servicios, y eso afecta los intereses de los grandes tenedores de bonos a quienes conviene que se difunda una inflación más alta. Por eso esos tenedores de bonos desean que el IPC no tenga en cuenta esos consumos, o los tome en cuenta lo más reducidamente que se pueda, de manera de que el IPC y el CER resulten lo más altos posible.

¿CÓMO SE HABÍA LLEGADO A PRODUCIR LA DISTORSIÓN?
De tres formas complementarias: Por un lado con la incorporación excesiva de productos de consumo suntuario o de lujo (como rosas de Ecuador, viajes a Miami, paquete turístico a Cancún, castración de gata, dos autos cero Km., y un largo  etcétera).  Estos productos le servirían más a un bonista que vive en Punta del Este o la isla de Tenerife España que a un vecino del partido de la Matanza o Resistencia Chaco.
La segunda causa de distorsión, ya hilando más fino, estaba en las ponderaciones asignadas a cada uno de esos productos[5], allí  se había dejado de ponderar (considerar, a través de un coeficiente) por cantidad de hogares según el nivel de consumo, y se había pasado a ponderar solamente por nivel de consumo, esto significa que los que consumían productos más económicos (kerosene, velas y carne de falda) eran tenidos menos en cuenta en la inflación nacional que los que gastan en los más caros productos (como los viajes a Cancún, Miami y compran autos 0 Km).
Finalmente también estaba afectada por el sesgo Plutocrático Estadístico la muestra de los comercios en los que se medían los precios. El sesgo Plutocrático Estadístico hacía que por ejemplo se tomaran apenas dos carnicerías en todo el populoso partido de La Matanza, y en cambio se tomara la mayoría de precios en los barrios más caros y exclusivos de la ciudad de Buenos Aires, como Barrio Norte y la avenida Santa Fe.   
Según la explicación de Natalucci todo eso se debe a la fórmula de cálculo utilizada, que es la que produce el sesgo, el cual se magnifica al incorporar cada vez más a los sectores más ricos como se había venido haciendo durante años.  Natalucci sostiene que no se debería haber incorporado al IPC a los sectores más ricos hasta haber corregido la fórmula. 

Aparte de no reflejar la verdadera inflación de la mayoría de las familias eso traía una nueva distorsión, una subvaloración de la inflación en tiempos de crisis como la del año 2002, y una exagerada inflación en períodos de crecimiento de la actividad económica y recuperación del poder adquisitivo[6], provocando un nuevo congelamiento de la economía[7] seguido a menudo de una espiral inflacionaria, tal como le ocurriera a Alfonsín en 1988 y 1989.

¿QUE OCURRIÓ A PARTIR DE FEBRERO DEL 2007, CON LA INTERVENCIÓN DEL INDEC POR EL PODER EJECUTIVO, Y CUÁLES FUERON LAS RAZONES QUE LLEVARON AL PODER EJECUTIVO A INTERVENIR EN EL INDEC?
Un editorial de Jorge Lanata[8] en la edición impresa del periódico Perfil, causó que después de muchos años de silencio volviera a ser noticia el “Sesgo Plutocrático Estadístico”.  Esa nota disparó la curiosidad del ejecutivo por conocer el fraude del que el simpático periodista lo hacía responsable. Eso derivó en la corrección por decisión del ejecutivo, eliminando por ser excesivamente suntuarios casi 400 productos de los 800 existentes hasta esa fecha.

¿QUÉ EFECTOS ECONÓMICOS TUVO DICHA INTERVENCIÓN?
Son importantes los cambios ocurridos a partir de febrero del 2007 ya que a partir de esa fecha se producirá la eliminación de los productos más suntuarios o de consumo exclusivos, esto provocará una caída en la inflación y mayor control sobre los precios ya que los productos evaluados pasarán de 800 a 400, que son los que representan mejor al promedio de todos los consumidores. Esto fue corroborado por el propio Clarín como si se le hubiese escapado la tortuga de Maradona cuando afirma  el miércoles  14 de enero que el estado “se evitó pagar deuda indexada por US$ 16.000 millones” titular elegido por el periodista Ismael Bermudez[9].

¿POR QUÉ CLARÍN SE OBSESIONA CON DESACREDITAR AL INDEC?
El INDEC es una de las instituciones dependientes del poder ejecutivo de mayor impacto en la economía y en la política, como así también en ciencia y tecnología, ya que sus encuestas permanentes y sus censos (poblacional, vivienda, agropecuarios y económicos) son en la mayoría de los casos la única o la mejor información disponible. La mayoría de las consultoras, universidades (públicas y privadas) empresas y inclusive otras instituciones nacionales e intencionales, utilizan como principal fuente de información las estadísticas del INDEC. La información sensible de dicha institución ha sido utilizada en muchos casos para desestabilizar gobiernos como le sucediera a Alfonsín[10] en 1989. Esto mismo se intentó hacer con Néstor Kirchner y se lo intenta hacer ahora con Cristina Fernández de Kirchner por parte de los principales multimedios vinculados al mercado financiero internacional en complicidad con importantes políticos de la oposición desde Claudio Lozano hasta Gerardo Morales y consultoras privadas que hoy han perdido el negocio del comercio en negro de la información reservada del INDEC.

Viernes 22 de mayo de 2009: "NESTOR KIRCHNER DEFIENDE AL INDEC"
El ex presidente de la nación y primer candidato a diputado nacional por el Frente Para La Victoria fue contundente al defender la intervención al INDEC: "En el Indec había grupos que dependían directamente de consultoras que trabajaban para incentivar de cualquier manera el índice del Indec porque era muy importante en el crecimiento del endeudamiento argentino. Y eso les generaba a grupos económicos altos niveles de rentabilidad", dijo anteayer en manifestaciones a Radio Mitre.

Editorial
LA HORA DE LOS HECHOS
Presentación del Editorial:

Durante el año 2007 (…..)Apenas terminada la campaña, y ya como presidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner explicó con su habitual claridad a Página 12: "Va a ser muy interesante –cuando se dé a conocer la nueva metodología, la técnica y demás– que se cuente también todo lo que se encontró en el Indec. Tal vez el error del Gobierno haya sido no explicitar todo lo que estaba sucediendo en el Indec y todo lo que se hacía". La actual Presidenta de la Nación ya había alertado durante su campaña contra los negociados, esos negociados que la corporación que durante décadas manejó al INDEC hacía con consultoras privadas y había alertado también contra la excesiva participación de artículos y servicios exclusivos de una minoría muy rica. Ahora está confirmado que las intenciones desestabilizadoras y la campaña de desprestigio hacia el INDEC por parte del periodismo corrupto no cesan. Y es que detrás de esos periodistas corruptos, y de esos políticos aprovechadores trabaja la corporación delictiva que controló al INDEC durante décadas y que además exportó sus métodos a otros países de Latinoamérica y hay gigantescos intereses especulativos asociados, por lo que quienes están implicados en esos negocios no tienen intenciones de terminar con esa campaña infame, y se muestran dispuestos a defender sus intereses y a seguir intentando llevar al país a una espiralización inflacionaria en la cual los más perjudicados serían una vez más los sectores más pobres de la sociedad y la clase media. La corporación de delincuentes y la red de intereses y de intercambio de favores y tráfico de influencias que formaron durante veinte años a su alrededor busca que Argentina desperdicie una oportunidad histórica como la que propone la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y es por eso que desde este portal iniciamos lo que en este editorial titulamos "La hora de los hechos". (Ver el texto del editorial, que incluye el anuncio de un documento que publicaremos en los próximos días explicando el truco estadístico que utilizó ATE en los coeficientes de correlación de su pretendido IPC paralelo difundido a fines de enero de 2008).


Informe cronológico de los distintos medios periodísticos:

¿HAY PRUEBAS DE QUE SEA VERDAD LO QUE SOSTIENE EL TÉCNICO RICARDO NATALUCCI, INCLUSIVE AL RESPALDAR LO ACTUADO EN EL INDEC POR LAS ADMINISTRACIONES DE GOBIERNO DE NÉSTOR KIRCHNER Y DE CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER?

Sí. A diferencia de lo que sucede con la versión ampliamente difundida por la oposición y por los medios, y por libros como el de Gustavo Noriega que son simples versiones sin fundamento propaladas por el sector del gremio Asociación de Trabajadores del Estado que responde a Claudio Lozano, lo que sostiene Ricardo Natalucci está ampliamente documentado, de manera que se puede comprobar. Por ejemplo es muy fácil constatar la existencia del artículo de Jorge Lanata y verificar que son las distorsiones que mencionaba Lanata en ese artículo las que el gobierno se abocó a corregir.

Diego Palacios
Gea-125.blogspot.com




[9] Dicha nota actualmente no se encuentra en porta actualmente suponemos por razones obvias pero si por papel impreso.
[10] Link al texto completo de la causa 15552/07 donde se menciona la existencia de esos grupos, su vinculación con las consultoras y con los grandes consorcios financieros que han acaparado en el exterior buena parte de los títulos de deuda externa argentina.