miércoles, 23 de febrero de 2011

CARTA ABIERTA A UN ECOLOGISTA DEL TERCER MUNDO


 A raíz de la musa inspiración que despertó los sentimiento profundo al señor Giardinelli, la tierra angloamericana del país más poderoso en armamento del mundo y guardián del planeta. Confieso que fui preso por un rato de otra inspiración producto de leer su nota en contratapa del pagina del martes 15 de febrero.  Surgiéndome algunos sentimientos movilizantes de tripas y neuronas que trataré de explicar.

 Debe ser maravilloso supongo estar allá, hablar con esos amistosos “cuellos colorados” en un bosque casi perfecto del país que más energía consume del mundo. O caminar por la ciudad de Homero Simpson (Springfild) que ha conquistado la simpatía, alegría y admiración de tan grotesco personaje del que muchos argentinos se sienten reflejados. Que país gigante!!! como sus secuoyas! que amor a la naturaleza, a sus ardillas, que respeto a la limpieza no como en esta otra punta del planeta donde la gente ensucia por desgano y desprescio a su tierra, donde nunca una publicidad oficial muestra una presidenta juntando papeles del suelo, regando las plantas o plantando un naranjo a la vera de un putrefacto río a cielo abierto como el riachuelo vecino de cuatro millones de habitantes por nombrar a uno. Por el contrario se la ve inaugurando viviendas  obras viales y educativas con Gioja en  San Juan por nombrar otro ejemplo entre tantos ejemplos parecidos. A veces me pongo a pensar si para ser tan amantes de la naturaleza y cuidadosos de nuestro jardín, bosques y calandrias, por hay debiéramos imitar un poco más a los “cuello colorado”, digo, me pregunto  buscando una respuesta a tan abismal diferencia de amor por árboles y ardillas que tienen allá al Norte con respecto al Sur. ¿Deberíamos tener quizás un infernal y secreto depósitos de armas nucleares? también para defender por supuesto nuestros zorzales y araucarias, suficiente para borrar un país entero del planeta comido por hongos de humo y fuego, como el legendario Hiroyima que tanto facilito el libre mercado exportado por los “cuello colorados”. O deberíamos invadir países pequeños, mas pequeños que nosotros, a fin de rapidamente someterlos y extraer a sangre y fuego sus recursos para consumir más sin tener que cortar nuestros valiosísimos y  escasos quebrachos, algarrobos, palos santos, itines, palos cruz o lapachos… Quizás valga la pena. Pienso también que los amantes de la naturaleza son muy pocos en esta país, que poco valoramos realmente, como unos pocos cientos de contris y barrios cerrados que disfrutan excesivamente de arboledas, pájaros, ríos y lagunas propias!! muchas de ellas repletas de peces de colores! preservando la biodiversidad de su propiedad.  Quizás nos falte todavía sabiduría y conciencia de ello, sobretodo a los que estamos fuera de semejante emprendimiento.
            Recuerdo de aquel inolvidable 2009 en plenos conflicto por la resolución 125 del Ministerio de Economía, a las retenciones móviles de cuatro cultivos agroexportables Soja, trigo, girasol y maíz, que tanta indignación causo no solo en medianos y grandes productores agropecuarios sino en tanta población urbana asqueada de excesivos impuestos. Cuanta solidaridad con los sufridos gringos trabajadores de la tierra que a partir del exterminio de indios y gauchos pudieron poner en  producción las gigantes y fértiles pampas argentinas solo comparables a escala mundial con las planicies ucranianas que Stalin conquistara a costa varios millones de muertos por guerra civil y hambre. Las nuestras en cambio desde 1880 y con algunos muertos menos quedaron en manos del la sociedad rural, y a posterior las confederaciones rurales, coninagro,  Federación Agraria Argentina y  compañías extranjeras hoy sus principales guardianes. Si los ecologistas hubiesen advertido que el aumento en la rentabilidad de la soja implicaba indefectiblemente el remplazo de pasturas para ganado de carne y leche, la disminución de otros cultivos como cebada centeno, hortalizas, frutales, lino, cerdos, caballos, cabras y ovejas por soja, ¿hubiese ocurrido la noche no positiva de calandrias, tatues, tapires, quebrachos y mistoles?. La noche histórica que reuniose tanta indignación de variadas vertientes políticas unidas en un solo cultivo en la histórica plaza del pueblo (agrosojeros, sindicalistas combativos, maoistas, trozkystas, procesitas, disidentes del peronismo y socialdemócratas unidos en un solo reclamos “DEVUELVAN LA RENTA DE LA SOJA, DEROGACIÓN DE LAS RETENCIONES” se hubiesen puesto a reflexionar sobre las tierras del Chaco, Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Jujuy o Formosa arrasadas de bosques y animales para sembrar soja, que hubiese pasado. Si millares de ecologistas hubiesen pintado las calles con la consigna “si a la vida paisana aborigen y campesina” ¡!!! No al mono cultivo!!!!! Y su paquete químico!!!!, (glifosato incluido), y no apenas uno pocos centenares de hombres y mujeres de cuestionados modales y de limitada cultura universal y clásica,  defendiendo a conciencia incierta, propia o por vaya uno a saber que lealtad o subsidio, los motivo a pelear por la leche, la miel y los quebrachos; pastizales y selvas, para que hoy la ley no permita lo que permite, inmolar en derecho de la propiedad privada y la ganancia empresaria. Pero claro, nada dijimos en esa ocasión sobre la minería a cielo abierto, quizás  todo esto que ocurre,  haya sido apenas por no decir eso. Al igual que ayer, hoy mucho no me sirve su apoyo crítico.  

Ing. Agr. Diego Palacios UBA


Sobre mentiras y naturalezas


Por Mempo Giardinelli
Señora Presidenta: Nuevamente, y con todo respeto, me permito reflexionar con usted, ahora acerca de un viaje por el interior profundo de los Estados Unidos, donde estoy circunstancialmente.
Para quien no lo sabe, West Virginia parece estar en muchos aspectos todavía en el siglo XIX. Como en viejas películas (por caso Deliverance, de John Boorman, 1972), los norteamericanos de este Estado bellísimo, de idílicos paisajes de montañas y lagos, y tan parecido a su Santa Cruz, son en su inmensa mayoría altos, rudos y toscos como buenos montañeses. Casi no se ven negros aquí, ni orientales ni hispanos. Es notable cómo a sólo seis horas en coche desde Washington, uno se encuentra con la imagen tradicional del estadounidense grandote y pelirrojo. Los llaman “red-necks”: cuellos rojos.
Es un Estado de clara mayoría republicana, atestado de iglesias para todos los gustos y credos y con la bandera de barras y estrellas en casi todas las casas, en muchos casos junto a las fotos de hijos muertos como soldados en alguna guerra. La razón es que no hay muchos puestos de trabajo y las fuerzas armadas son aquí un empleo tentador, aunque con alto riesgo de morir joven.
Este domingo en la ciudad de Elkins, West Virginia, me despierta un largo artículo en el The New York Times sobre la inflación en la Argentina. Firmado por un tal Alexei Barrionuevo, ofrece la remanida idea de una Argentina caótica, con inflación disparada, consumo irresponsable y augurios tormentosos. Nada nuevo, me digo, sofocando el fastidio que produce la tendenciosidad de cierto periodismo internacional. No lo esperaba de NYT, Señora, pero es lo mismo que uno leería en El País, de Madrid.
Los informantes del articulista son cuatro economistas conocidos: Sergio Berenstein, de la consultora Poliarquía; Esteban Fernández Medrano, ex asesor del Estudio Miguel Angel Broda y ahora en la consultora Macrovisión, y los doctores Domingo Cavallo y Martín Redrado.
“Oh, my God”, pienso, en inglés. Y siento tanta pena por la Argentina como por el periodismo objetivo, al que en este país se supone que rinden culto.
Después sigo viaje y me llaman la atención la naturaleza impoluta, el extremo cuidado de los bosques, la limpieza general y la admirable y respetada cartelería educativa. Es impactante: aquí hasta los aserraderos son limpios y ordenados, y están obligados a reforestar todo lo que cortan. Así, los pinos, maples y otras especies cuyos nombres ignoro están sanos, enhiestos, y eso a lo largo de decenas, centenares de kilómetros. Miles de hectáreas cubiertas de bosques nevados, ríos de aguas transparentes y todo limpio, sano, a salvo de depredaciones. Y nuevamente me duele mi país, tan devastado.
Pienso en mi Chaco arrasado por décadas, en el ex Impenetrable, y ahora en los asesinatos de La Fidelidad, que serán un negocio y no, como debería ser y con urgencia, un nuevo y enorme Parque Nacional. No te hagas ilusiones, me digo, y pienso en los que quieren hacer del Iberá un arrozal; en los que están cerrando ahora mismo el Ayuí con la venia del gobierno correntino. Y evoco recientes visitas a los Parques Nacionales Iguazú, Calilegua en Salta y Baritú en Jujuy, que dan pena con su pobre infraestructura, bajos presupuestos y heroicos guardaparques colmados de limitaciones y bajísimos salarios. Y quién sabe si no fueron ya invadidos por usurpadores.
Pienso también que el próximo vicepresidente de la Nación podría ser el Señor Gioja, tan amigo y favorecedor de las multinacionales mineras. Esas mismas que cuidan estos parques de West Virginia y los centenares de parques de los Estados Unidos, donde la naturaleza no se toca y no se atreverían a cortar ni un tronco viejo.
Pero nosotros sí los dejamos. Mejor dicho, nuestros gobernantes desde hace décadas, desde los milicos y antes de los milicos y después de los milicos, que es lo grave. Incluso su gobierno, Señora, y se lo digo con la modesta autoridad de quien tantas veces lo defiende, aunque no en este punto. Porque el Señor Gioja es ambientalmente temible, como lo es el Señor Mussi en la Secretaría de Medio Ambiente. Cuando de hecho se congela nuevamente la Ley de Glaciares, para muchos de nosotros es inexplicable ese entusiasmo por la minería a cielo abierto, que es la próxima catástrofe de la Argentina.
Y es claro que la oposición no es esperanzadora a este respecto. Sería peor si gobernaran los que ya fueron gobierno: radicales y peronistas, liberales y conservadores, de Alfonsín a Duhalde y pasando por Menem y De la Rúa, cada gobierno fue ambientalmente igual o peor. Y si llegara a la presidencia el Señor Macri, que Dios nos guarde, porque ya ha mostrado tener tanta sensibilidad ambiental como una Caterpillar de las grandes.
Por eso no dicen nada. Esa es la perversa razón por la cual la oposición, los grandes medios y los periodistas de la tele no dicen ni una palabra de esto. Podrían hacerse un festín criticándola a usted y a su gobierno en materia ambiental. Pero no dicen nada porque todos fueron favorecedores de lo mismo, y sin dudas lo serían de alcanzar el gobierno.
Lo penoso –y paradójico– es que sea su gestión, Señora, la que hace el trabajo sucio. Cuesta entender que el mismo gobierno que sancionó la Ley de Medios y puso en marcha la Asignación Universal por Hijo –y que lleva a cabo políticas acertadas en Derechos Humanos, Defensa, Relaciones Exteriores, Seguridad e incluso en el rumbo económico general– sea el que favorece y ampara la minería a cielo abierto en Catamarca, San Juan, Salta, Jujuy y dentro de poco en toda la cordillera.
El territorio argentino está siendo arrasado, Señora. Lo recorro año a año; veo el deterioro. Cambia nuestra geografía, peligran las aguas, los bosques, ahora las montañas. La minería a cielo abierto es un crimen y en muchos países está prohibida. Igual que la soja transgénica. Por eso me siento en el deber de decir esto cuando veo cómo en este país –que tantos argentinos critican sin conocer– la naturaleza es cuidada como lo que es: una madre. Lo cual no quita que la mayoría de sus empresas cuando salen al mundo depredan a lo bestia. Con acuerdo local, tantas veces.
No soy fundamentalista ni dogmático de nada. Y además voy a votarla si usted se presenta, como espero, a la reelección. Quiero que siga gobernando porque comparto el rumbo de su gestión en muchísimos aspectos y políticas sociales. Pero no quisiera votarla bajo protesta ambiental. Por eso esta carta.
Con mis respetos.
© 2000-2011 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados



lunes, 13 de diciembre de 2010

REMO VÉNICA UNA EXPERIENCIA DE LA QUE POCO SE SABE


Esta es una experiencia de las que poco se sabe y mucho se hizo Remo Vénica es uno se los mejores ejemplos que conocemos y que merece ser reconocido como productor agropecuario y militante popular, por historia, coherencia y presente de lucha a sus más de setenta años de edad. Remo e Irmina (su esposa) fueron militantes de las ligas agrarias Chaqueñas por los años setenta perseguidos y heridos  por la dictadura de Videla. Durante más de cuatro años se escondieron en el mote Chaqueño y Santafesino, hasta su salida hacia Brasil donde pudieron arribar definitivamente al exilio en España y permaneciendo allí hasta la vuelta de la democracia. Esta rica historia puede leerse en su libro “Monte Madre” don de cuenta entre otras cosas durante su difícil exilio interno en el monte escondidos pariendo dos hijos que hoy viven y trabajan junto a ellos, e el maravilloso emprendimiento que es “Naturaleza Viva”.


Hoy remo es un activo militante del foro de la agricultura familiar y el referente de uno de los más maravillosos emprendimientos agroecológicos sobre una tierra arrasada por el monocultivo en el norte santafesino hoy levanta aun gran campo diversificado entre agricultura y ganadería, con agroindustria hasta su comercialización directa con mucha mayor rentabilidad que si tuviera soja maíz o ganadería extensiva. 

viernes, 16 de julio de 2010

CARTA A ALFREDO ZAIAT

Estimado Alfredo Zaiat,


Mi nombre es Diego Palacios y soy investigador del INTA, pertenezco al área de agricultura familiar y quisiera poder señalar algunas objeciones con respecto a tu nota de Opinión del domingo 21 de marzo, “Mercado Interno”. En la misma resaltas que “en un área tan sensible como la de alimentos, el Estado tiene un papel central e insustituible para asegurar, como prioridad, el abastecimiento del mercado interno a precios que no excluya a la mayoría” demás está en decirte que estamos de acuerdo, y seguramente estamos parados del mismo lado del mostrador en la materia. Pero leo entre líneas una injustificada crítica de todas las que se le pueden hacer a este gobierno sobre todo cuando decís, “En ese contexto se requiere de un estado activo en definir reglas de juego para alentar la expansión de una producción equilibrada, esto significa…” y rematas a “de todos modos se requiere una política de precios más sofisticada que los rudimentarios acuerdos con las grandes empresas proveedoras de alimentos definidos por Moreno, que en la práctica son inofensivos” como somos compañeros y yo soy un investigador de temas agropecuarios y vos sos un muy buen comunicador de Radio y Diarios, me interesa aportar algunas precisiones y datos en pos de nuestra causa común.

El origen del aumentos descontrolado del precio de la carne a nuestro punto de vista podría situarse durante la gestión de Campos en Agricultura cuando fijose el peso mínimo de faena de 230 a 320 en los inicios del K, esto provocó en la cadena de la carne que el primer eslabón perdiera el negocio del famoso novillito bolita [1], que no era otra cosa que un ternero gordito listo para faena con 270 kilos. Este que en un primer momento se podía vender directo a frigorífico o matarife, cosa que después paso a tener que ser vendido a invernador si quedase alguno o Feed-loot quienes irrumpen en la cadena ganando los bajos precios de los novillos de por entonces. Los antiguos invernadores (de CARBAP, CRA Y SRA) fueron pasaron a la soja hasta por el entonces 2007-2008 esta alcanzaba los mayores valores históricos 18 millones de ha. sembrados con un solo cultivo, que hizo el invernador pasó a soja, que hizo el criador achicó el plantel e hizo soja. El 2008/9 que fue de las mayores sequía registradas de los últimos 50 años, los mejores campos fueron sembrados con soja y los marginales fueron usados para cría y engorde con una sobrecarga animal insostenible. Los animales se morían o se vendía, vacas y terneros.


A mi entender la política de precios con respecto a los alimentos fracasó junto con la derogación de la 125, por el hecho de que la superficie destinada a la producción de alimentos tiene las mismas características que las destinadas a la agro exportación de materias primas principalmente soja cuyo destino es la exportación en un 95% principalmente como poroto y después como aceite, harina y pellet, cadena integrada a las corporaciones privadas transnacionales (Cárgil, Dreyfus, Monsanto, Nidera, Molinos, Coninagro) encadenada a las corporaciones sojeras socias de la mesa de enlace. O sea que donde antes se hacía pastura para carne y leche, trigo y batata entre muchas otras ahora se hace soja, dato empíricamente comprobado y comentado por el gigantesco empresario de la carne Samíd a radio Continental. Como podrás observar en el cuadro de elaboración propia en base a los censos agropecuarios y a estimaciones del Ministerio de Agricultura[2], donde el problema radica principalmente en tomarse el trabajo de reunir los datos, ordenarlos y ayudar a interpretarlos.


[1] Información de Sebastián C. Ministerio de Agricultura.

[2] Datos de los censos 1974, 1988, 2002 y estimaciones agrícolas MAGPyA para el 2007.



Como observaras es más que significativo el retroceso de los cultivos que compones la canasta básica con los agro exportables. Ahora si le sumamos el aumento en la exportación de carnes, frutas, lácteos y demás alimentos en constante aumento producto del lobby de los ganadores de las ultimas legislativas (las corporaciones agro exportadoras); el aumento del ingreso de la clase media pero sobre todo el de la población indigente (producto de la asignación universal por hijo) y demás subsidios del estado por su distintas secretarías e institutos autárquicos (M. de Desarrollo, INTA, INTI, M. de Trabajo, etc.) la demanda supera la oferta, y por lo tanto según Adams Smith sube el precio. Si el estado regulador se debilita será el mercado el que finalmente fije el precio.


MORENO: Pareciera ser que no es un tipo muy simpático según los principales diarios, pero el bloqueo que ordenó a la exportación de carne obliga a aumentar la oferta y a marcarle la cancha a quienes les interesa exportar antes que abastecer el mercado interno (como dice un amigo esto es por plata). Los ganaderos que liquidaron vientres (vacas) o sea la fábrica de terneros, sembraron soja a sabiendas que faltaría o dicho de otra forma la carne aumentaría, ¿A quién pensas que le gustaría hacer pagar el costo político de esta jugada?. Ellos (las corporaciones sojeras) ya tienen diputados y senadores propios que hacía más de 60 años que no tenían!!!! Y todo el arco opositor al pie desde Pino hasta Pinedo. El chivo expiatorio del multimedio Clarín es Moreno (primero en semáforos rojos) el más fácil de pegarle por sus atributos y defectos. La presidenta se mostró en dos actos públicos recientes con él bancando su apoyo, su caída sería la caía de la imagen del gobierno en su conjunto.

Cordialmente

DP


Gea-125.blogspot.com


domingo, 27 de junio de 2010

TAMBERO BANQUINERO

Reportaje 125 al tambero “banquinero” Domingo Raúl Rodriguez integrante del Foro de la Agricultura Familiar y del Movimiento Campesino Liberación expulsado de la Federación Agraria Argentina. El GEA se tomo vacaciones en Mar del Plata pero en temporada baja (junio) y aprovecho para participar de la REAF (Reunión Especializada de Agricultura Familiar del MERCOSUR) donde representantes de estado y organizaciones de productores familiares se encontraron para analizar, debatir y plantear estrategias de fortalecimiento del sector en beneficio de la Soberanía Alimentaria. Destacamos las palabras de Rodriguez sobre las penurias que les toca para producir a pequeños productores tamberos sumergidos enel océano de soja santafesino.

video

jueves, 11 de marzo de 2010

DEBATE EN TORNO AL PRECIO DE LA CARNE

EL domingo 14 de febrero de 2010 el viejo empresario de la carne Samid, dueño entre otras cosas de la cadena de carnicerías “La Lonja” realizó declaraciones ante el locutor y artista Diego Corbalán de radio “América”. Contestando a la pregunta sobre cuales eran los motivos de la importante suba de la carne sufrida por la población de mayor consumo de carne por habitante del mundo. El empresario lo resumió en tres palabras “por la soja”, -¿Por que?- le pregunto el aminador radial, -“por que las húmedas y fértiles tierras que hace veinte o quince años estaban ocupadas por vacas hoy tienen en su amplia mayoría SOJA”.

Savias palabras las del empresario que supo construir una de las empresas de capitales nacionales más importantes del país, hoy desplazado por los grupos sojeros. Lo cierto es que el “Grupo de Estudios Agropecuarios 125” también se los había anticipado a nuestra nostálgica e inconformista clase media. La derogación de la resolución 125 de retenciones móviles dio luz verde para que viejos chacareros pampeanos hoy devenidos en pequeños y medianos empresarios enrolados en la FAA, CRA y CONINAGRO; junto a la vieja oligarquía vacuna de la sociedad rural y empresas de capital transnacional (CARGIL, MONSANTO, DREYFUS) jugaran a la fija ganadora: “sembrar soja”.

¿Por que era tan importante para ellos derogar las retenciones móviles?
Porque la rentabilidad era su
perior a todos los demás cultivos incluyendo la cría y engorde vacuna. Esto les permitiría tener un ingreso superior incluso al de otras actividades económicas como la industria, los servicios y las finanzas. La producción de soja apenas requiere de contratación de personal permanente ya que se contratan todos los servicios por terceros, solo hay que tener la tierra y el capital para comprar la tecnología asociada al cultivo transgénico.

¿Y que les pasó a las vacas?
Fueron mandadas al matadero y sembrados sus campos con soja!. Según datos del SENASA actualizados hasta el 2009 informa que durante el período 2008 al 2009 la disminución de ganado bovino alcanzó los tres millones de cabezas en solo un año. Informa además que alrededor de un tercio de estos 1.226.889 corresponden a vacas o vientres desde un punto de vista productivo, ya que son las vacas las que pueden producir terneros y estos los que finalmente se convierten en novillos de consumo, o sea que los amigos del “campo” que acompañaron a pura cacerola el desabastecimiento pagando hasta tres veces el valor de los alimentos, pagaron el favor de las movilizaciones de Palermo y Rosario con la liquidación de las fabricas de terneros (vacas) a cambio de soja provocando la caida del stock y la suba de precios, ¿lo sabía?. Como puede verse en el mapa de la Argentina en colores, las tonalidades en azul-turquesa corresponde a los departamentos con disminuciones de ganado y las tonalidades del rojo a los que aumentó la población vacuna, pero en su conjunto el saldo es negativo. Es importante aclarar que l
a mayor productividad se encuentra en la región pampeana y las provincias del litoral disminuyendo a medida que disminuye las precipitaciones hacia el sur, norte y el oeste.

(el mapa corresponde a la publicación de ediciones INTA con los datos del sistema de información geográfico del SENASA y la Red de información Agropecuaria Nacional)
En el mapa pue
de verse con claridad que son las provincias del Neuquén, San Luis, Formosa, Mendoza, Chaco no
rte
de Santiago del Estero y el oeste salteño las provincias donde se traslado la ganadería bovina reduciéndose en las provincias pampeanas, las más fértiles del planeta. Con esto queremos decir claramente además, que al no poder imponer las retenciones móviles como límite económicos a la soja, como proponía las retensiones móviles, ningún chacarero dejará de
hacer soja para criar vacas perdiéndose así “la renta extraordinaria” que la soja ofrece por sobre todo el resto de los cultivos, cuya exportación corresponde al 95% de lo producido en el país al contrario de la carne vacuna que es consumida en el país en un 75%.

Ambientalmente el monocultivo de soja es de altísimo riesgo para el equilibrio hídrico y ambiental. El cultivo de soja en la Argentina ha eliminado el bosques nativos, pastizales y con estos la flora y fauna autóctona, seca e inunda los campos en un mismo año, por no mantener la cobertura vegetal que hace de colchón térmico e hídrico, que la ganadería por el contrario favorece y mejora. Santa Fe la provincia más sojera del País es un ejemplo de desastre ambiental, responsabilidad que hasta el día de hoy el corredor de formula 1 y exgobernador no se hace cargo en lo más mínimo cuando se sucedieron la inundaciones de la provincia que gobernaba. De esta forma la pampa húmeda se transforma en la pampa de la soja y los desiertos del oeste argentino en pobres campos de cría de bajísima productividad como puede verse en este último mapa.
Al haber menos vacas y aumentar la demanda de carne de la población producto del repunte en el poder adquisitivo de la población más pobre y en el aumento del consumo en la clase media durante la salida del 2002 hasta el 2007 inclusive, sencillo sube el precio!!!. El desplazamiento de la ganadería se realizó sobre tierras marginales, o sea más áridas donde la soja es muy riesgosa o imposible de cultivar. En época de sequía como la que vivimos durante el 2008 y 2009 los animales en las regiones semi-áridas se mueren. Por lo tanto hasta que no llueve no comen, no engordan y falta carne.